Publicado: 14 de Julio de 2015

Actualmente el hospital está realizando terapias con células madre procedentes del tejido adiposo del propio animal, para tratar enfermedades articulares y fracturas, aunque el campo de aplicación de estas terapias es muy amplio.

Basicamente el procedimiento consiste en estracción de una pequeña porción de grasa corporal del propio animal, mediante una pequeña intervención. A continuación se realiza un complejo procesado de estracción y aislamiento de células mesenquimales y su posterior cultivo, con objeto de obtener un concentrado.

El cultivo suele durar unas tres semanas, una vez lo tenemos, es inyectado en la articulación o fractura a tratar.

Los resultados clínicos hasta la fecha han sido excelentes, con unas recuperaciones rapidísimas.

Si necesitan más información al respecto no duden en contactar con el Hospital.